Salta, Lunes 16 de Julio de 2018 | Hora:

 
Seguínos.

Norte Social en RSS
 
 
COMO HACE 80 AÑOS. Antonio Berni en su obra “Desocupados”, de 1934, reflejó la angustia de la “Década infame”

COMO HACE 80 AÑOS. Antonio Berni en su obra “Desocupados”, de 1934, reflejó la angustia de la “Década infame”

17/04/2018 | Noticia de Argentina

Categorías: DESTACADAS | El Discriminador


A los mayores de 50 años se les niega trabajo.

Vivos pero descartados

La situación es paradójica: la ciencia y la tecnología han logrado la aparición de una franja social antes invisible: quienes tienen entre cincuenta y setenta años. Vitales, con mucha experiencia y actualizados. Sin embargo, si han quedado desocupados, los estados y las empresas prohíben que trabajen.

 


Los dueños del capital y la política bautizaron y divulgaron mediáticamente como “Generación Z” o “Centennials” a los jóvenes nacidos a partir de 1995; y “Generación Y” o “Millennials” a quienes nacieron entre 1982 y 1994. La clasificación se refiere a todas las personas menores de 36 años.

Esta tipificación (ajuste de varias cosas o sujetos semejantes al patrón de un modelo común) es económica. En el mundo, la población menor de 40 años representa casi el 60 por ciento. Niños, adolescentes y jóvenes consumen compulsivamente todo lo que se les venda.

En cambio, las personas mayores de 50 años, en general, son menos influenciables. Son más críticos y selectivos en sus consumos. Es más complicado venderles.
Y a diferencia de hace pocas décadas, no sólo existen sino que se niegan a ser considerados “viejos”, pasivos, atrasados, “out”.

Condenados

De acuerdo a un informe de la Fundación BBVA (del banco con sede en España y filiales en todo el mundo) quienes tienen más de 50 años de edad tienen cerrado el mercado laboral. Según el estudio, cuatro de cada diez desempleados mayores de 50 años, buscan empleo desde hace cuatro años o más, en contraste con el 10,6% de los jóvenes que se encuentran en esta misma situación (https://www.fbbva.es/noticias/esenciales-18-duracion-desempleo-tras-crisis/)

“Hay numerosos ciudadanos que no perciben ayuda económica alguna, y al no cotizar en los últimos años previos a la jubilación se van a quedar con una pensión mínima hasta su fallecimiento”, sostuvo BBVA. “El resultado es que un trabajador sin empleo a partir de los 50 años puede estar condenado a la pobreza los últimos 30 años de su vida”, remarcó.

El informe sostuvo que la desocupación juvenil recibe mayor atención por parte de las autoridades económicas. Esto a pesar de que los desocupados mayores de 50 años están en una situación más complicada, por cuanto tienen una familia.

Exclusión y discriminados

El análisis de la Fundación BBVA aseguró que el crecimiento del empleo “se centra en unos grupos poblacionales pero excluye a otros”, lo que significa una exclusión y condena a la desocupación hasta la muerte. El caso típico de la fatal discriminación es el de la persona mayor de 50 años, quien comenzó a trabajar veinte o treinta años atrás, cuando la empresa o el estado empleador valoraban su idoneidad. Durante esos años acumuló capacitación y experiencia, alcanzó un buen puesto o cargo, hasta que se quedó sin trabajo.

Al buscarlo, encuentra que, pese a su caudal profesional/laboral, empresarios o funcionarios le dicen que no reúne las condiciones. Por su edad o por no tener un título.

En Salta, provincia con bajísima actividad industrial, con una economía altamente dependiente del Estado provincial o los municipios, el drama es mayor. La angustia y desesperación de ese hombre o mujer que años antes mantenía su hogar, encuentra que en las dependencias estatales las nuevas normas lo rechazan.

“Sistema inhumano”

“Es inaceptable, es inhumano, un sistema económico mundial que descarta a los hombres, mujeres y niños, por el hecho de que estos parecen no ser útiles según los criterios de rentabilidad de las empresas y de otras organizaciones”, sostuvo el Papa Francisco. De este modo criticó “ese capitalismo que produce descartados

El Vicario de Cristo explicó que la empresa, el desarrollo económico, los estados, “no están reñidos con el desarrollo de la sociedad, con la construcción de un mundo más justo en el que todos participen de los beneficios y el desarrollo del progreso económico”. Y respaldó el modelo de “Economía de Comunión”, frente a otros modelos económicos que descartan a los débiles.

El Santo Padre describió el concepto de “cultura del descarte” como “una cultura de la exclusión a todo aquel que no esté en capacidad de producir según los términos que el liberalismo económico exagerado ha instaurado”, y que excluye “desde los animales a los seres humanos, e incluso al mismo Dios”



 

Fuente de la Información: BBVA


 
Actividad de esta noticia: Usuarios que comentaron esta noticia esta noticia0 Comentarios Votos: Votos positivos a esta noticia1 Votos neutros a esta noticia0 Votos neutros a esta noticia0
 
¿ Quiere ser el PRIMERO en comentar esta Noticia ?
  • Norte Social no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.
  • Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
 
 
 
Seguínos.

Norte Social en RSS
Acerca del Sitio

www.nortesocial.com.ar/

Sitio Válidado por la W3C (CSS 2.1)

Resolución: 1024px x 768px o superior

Compatibilidad: Firefox 3.x+ / Opera 10.x+ / IE 8.0+ / Chrome

Desarrollo Web: Code Dimension