Salta, Lunes 18 de Febrero de 2019 | Hora:

 
Seguínos.

Norte Social en RSS
 
 
EL HUEVO DEL CONDOR. Fernando Yarade (centro) y Carlos Morello reunidos con los directivos de la AMT y SAETA.

EL HUEVO DEL CONDOR. Fernando Yarade (centro) y Carlos Morello reunidos con los directivos de la AMT y SAETA.

30/01/2019 | Noticia de Salta

Categorías: DESTACADAS | La Batalla Cultural


Codicia, insensibilidad y autoritarismo en los colectivos de Salta.

Está prohibido hacer un favor

Treinta días para “concientizar” respecto a cómo usar la tarjeta SAETA. Desde marzo, si no la tenés o carece de carga, hacé “dedo” o caminá. A la cautividad del sistema, el aumento mensual y el mal servicio se suma una codicia reñida con las leyes civiles.

 


“¿Sabés cuál es el principal problema?, que de los colectivos deciden los ´cholos´, justo ellos, que en la p… vida se subieron a un bondi (sic)”, sostuvo, embroncado, Pedro, un laburante salteño.

De acuerdo a la norma “en suspenso” de SAETA y la AMT, está prohibido abonar el boleto de otra persona. Por ejemplo, dos amigas suben al 1A en el barrio San Carlos. Sofía paga los pasajes de ambas con su tarjeta, pues Nati no tiene el plástico ni dinero. La primera se baja en la rotonda de Limache, mientras que su amiga continúa viaje hasta el centro. Si en Cofruthos sube un inspector y le pide la tarjeta, ¿Nati está en falta, es una polizona, debe soportar el escarnio público, bajarse del colectivo y caminar 25 cuadras hasta su casa?

Cuando pagás un servicio, o lo paga otra persona, se cancela esa deuda”, explicó Carlos Morello – titular de la Secretaria de Defensa del Consumidor – en una FM salteña. Nati no tiene boleto pues la maquina digital no lo entrega. “Si el mecanismo de prueba de pago del servicio no está acreditado, no por culpa del consumidor sino por disposiciones del proveedor del servicio, no tiene por qué recaer la carga de la prueba del pago del servicio sobre la parte más débil y la que menos posibilidades tiene de probar que ha pagado el servicio. Hay un problema de origen que es cómo se prueba la cancelación del servicio”, aseguró Morello.

¿“Concientización” de quienes?

La absurda situación perjudicial para la gente motivó que el jefe de Gabinete de la Provincia de Salta, Fernando Yarade, se reuniese con Morello; el presidente de AMT, Federico Hanne y el gerente General de SAETA, Claudio Juri. En la reunión se acordó implementar un período de 30 días para “concientizar sobre el uso adecuado de las tarjetas”.

La bronca de Pedro y la experiencia de Sofía y Nati dan cuenta del nulo conocimiento de la realidad por parte de algunos funcionarios.

Prestar la tarjeta, pagarle el boleto a otra persona, se trata de una “gauchada”, hacer un favor, de solidaridad. Y responde a las precarias alternativas ofrecidas por SAETA para disponer del plástico con crédito.

Muchos aparatos de lectura digital no informan, por lo que se desconoce el saldo disponible. Los puntos de recarga son escasos, inhallables en los barrios, y los del centro funcionan hasta las 23.

Lo habitual es ver personas que pasan la tarjeta y el ostensible pitido les da cuenta de la insuficiencia de saldo. Con bochorno, se ven obligados a pedirle a alguien amable que le preste el medio de pago, a cambio del dinero correspondiente.

Salvo contadísimas excepciones, no se trata de irresponsabilidad ciudadana. Sólo la ignorancia de la realidad cotidiana puede argumentar tal burrada.

Codicia

Excepto los empresarios de SAETA, nadie conoce sus números, y mucho menos ganancias.

De acuerdo a estimaciones periodísticas – contemplando que en 2018 gran parte de la clase media dejó el auto y empezó a usar el colectivo – SAETA acumula 20 millones de pasajes mensuales. O sea, 300 millones de pesos por mes. Para dividir entre ocho empresas.

Sin embargo, el local que tiene un punto de recarga de tarjetas, obtiene 0.94% de ganancia por cada pasaje. Ni el 1%. Con el precio del boleto a $ 15, la utilidad es de 14 centavos. Dicho de otro modo: Debe vender 150 mil pasajes, $ 1.500.000, para ganar $ 14.100.

Esta es la razón por la cual ningún almacén de barrio “carga” SAETA. Se llama darle rentabilidad favorable al pequeño negocio para ofrecer un servicio. Pero que SAETA otorgue apenas un 5% de utilidad es tan imposible como sacarle un huevo a un cóndor.



 

Fuente de la Información:


 
Actividad de esta noticia: Usuarios que comentaron esta noticia esta noticia0 Comentarios Votos: Votos positivos a esta noticia2 Votos neutros a esta noticia0 Votos neutros a esta noticia0
 
¿ Quiere ser el PRIMERO en comentar esta Noticia ?
  • Norte Social no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.
  • Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
 
 
 
Seguínos.

Norte Social en RSS
Acerca del Sitio

www.nortesocial.com.ar/

Sitio Válidado por la W3C (CSS 2.1)

Resolución: 1024px x 768px o superior

Compatibilidad: Firefox 3.x+ / Opera 10.x+ / IE 8.0+ / Chrome

Desarrollo Web: Code Dimension