Salta, Lunes 18 de Febrero de 2019 | Hora:

 
Seguínos.

Norte Social en RSS
 
 
MUERTE EVITABLE. Demasiada vida le quedaba a Martín ‘Wanchope’.

MUERTE EVITABLE. Demasiada vida le quedaba a Martín ‘Wanchope’.

08/02/2019 | Noticia de Salta

Categorías: DESTACADAS | Relatos Criminales


Las muertes violentas golpean entre los 15 y los 25 años.

Wanchope: morir joven en el estado ausente

Para la fiscalía, Martín Eliseo "Wanchope" Cruz, de 22 años, es otro chico que se suicidó. Para sus amigos, “se les fue la mano a los canas”, y lo colgaron. A la familia no le permiten reconocer el cadáver, pues “está irreconocible”. En dos semanas le dirán si el ADN es del chango salteño.

 


“Si los jóvenes pobres logran egresar del secundario, quedan ‘boyando’ (a la deriva); es caro seguir estudiando, y no hay trabajo. Nada los contiene. Y son estigmatizados por su piel y condición social”, describió la periodista y docente Carmen Petrini. Ella fue profesora de “Wanchope” en el quinto y sexto año del IEM (Instituto de Enseñanza Media), el secundario de la Universidad Nacional de Salta.

Alrededor de la 1.30 del domingo 27 de enero, Martín dijo “ya vuelvo mami” a su madre Marta. La mujer creyó sus palabras. El hijo no era “salidor” ni adicto a nada. Además, siempre estaba pendiente de ella y evitaba preocuparla. Nunca la dejaba sola.

“La mamá tiene problemas de salud y trabaja como empleada doméstica; para ‘Wanchope’ era su debilidad, la adoraba”, contó Petrini. “El 22 de enero, cuatro días antes de lo que pasó, se inscribió en la carrera de Enfermería de la UNSa. Quería demostrarles a todos que se podía salir de la pobreza estudiando”, sostuvo la profesora.

Aquella madrugada fue la última vez que la mamá vio a su hijo. En dos oportunidades fue a la Subcomisaría de Castañares para la denuncia, pero, según contaron a Norte Social, le dijeron que no era necesaria. “Es varón, ya va a volver”, habrían argumentado los funcionarios.

Demasiado tarde

A mediados de la última semana de enero, la fiscal Gabriela Buabse recibió “consulta policial tras la denuncia de extravío de Martín Eliseo Cruz”. Desde noviembre de 2017 rige la ley 8048, Registro Provincial de Personas Desaparecidas y el Protocolo de Actuación.

Supuestamente, la fiscalía ordenó la búsqueda de Wanchope. De acuerdo a fuentes policiales, desde la vigencia de la ley, “el 96% de las personas fueron habidas, la mayoría de los casos registrados fueron por fugas de hogares, problemas de salud mental y extravío de menores”
En ese 4% restante hay femicidios, desapariciones y muertes violentas.

Un significativo cambio hubo tras la ausencia de datos del joven. La investigación pasó al fiscal Pablo Paz, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas. El martes 5 de febrero, un peón vial que desmalezaba las adyacencias de la ruta 9/34 en la entrada a la ciudad de Salta, experimentó la peor de las visiones: en una hondonada, de la rama de un árbol, colgaba el cuerpo de un joven.

Ante la presunción de que se tratase de Cruz, el fiscal notificó a los hermanos de Martín. Sin poder mirar el cadáver, ellos reconocieron sus ropas.

De modo inusitado por parte del Ministerio Fiscal en relación con el periodismo, el funcionario Pablo Paz convocó días después a conferencia de prensa para dar su conclusión: “En la autopsia claramente se indica que habría sido un suicidio por ahorcamiento”. Y agregó: “Más allá del reconocimiento que existe por parte de la familia de las prendas, es esencial tener un cotejo genético (ADN) que nos indique el vínculo”

Estigmas

En los últimos cuatro años, Argentina se encuentra en el podio más desolador del mundo. Sus jóvenes se matan. Y Salta comparte los primeros lugares entre los 24 distritos.

La Organización Mundial de la Salud alertó sobre este drama fatal. “Hace más de diez años, los suicidios eran comunes en los adultos mayores, no en adolescentes. Actualmente, los suicidios son una de las principales causas de mortalidad externa para los adolescentes. Primero están los accidentes de tránsito, luego el suicidio y luego los homicidios”, explicó Claudia Román Ru, secretaria de Salud Mental de la provincia de Salta.

El rango etario de riesgo de autodestrucción se ubica entre los 15 y 25 años. Máxima vulnerabilidad. Pero atención para mayores de 40 años. No se trata de la llamada “edad del pavo”, hormonas desenfrenadas o devaneos existenciales.

Además de sentir ausencias parentales, son mayoría chicas y chicos pensando que no tienen futuro. En un país donde casi la mitad de la niñez y juventud es pobre.

“Wanchope la estaba peleando desde siempre; estudiaba y trabajaba haciendo changas. Pero a la ausencia del Estado, la especulación, la falta de oportunidades y trabajo, se agregan los estigmas que da gran parte de la sociedad: joven, morocho, pobre”, sostuvo su ex profesora.

“Su muerte me duele, y me parece muy confusa, pero lo que más me angustia es como ayudamos a nuestros chicos”, concluyó Carmen Petrini.




 

Fuente de la Información:


 
Actividad de esta noticia: Usuarios que comentaron esta noticia esta noticia0 Comentarios Votos: Votos positivos a esta noticia2 Votos neutros a esta noticia0 Votos neutros a esta noticia0
 
¿ Quiere ser el PRIMERO en comentar esta Noticia ?
  • Norte Social no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.
  • Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
 
 
 
Seguínos.

Norte Social en RSS
Acerca del Sitio

www.nortesocial.com.ar/

Sitio Válidado por la W3C (CSS 2.1)

Resolución: 1024px x 768px o superior

Compatibilidad: Firefox 3.x+ / Opera 10.x+ / IE 8.0+ / Chrome

Desarrollo Web: Code Dimension