Salta, Miercoles 19 de Junio de 2019 | Hora:

 
Seguínos.

Norte Social en RSS
 
 
QUIEREN DESTITUIRLO. El juez Federal Alejo Ramos Padilla investiga espionaje ilegal contra el pueblo.

QUIEREN DESTITUIRLO. El juez Federal Alejo Ramos Padilla investiga espionaje ilegal contra el pueblo.

18/03/2019 | Noticia de Argentina

Categorías: ARTICULOS | Estado, Economia y Política


D'Alessio, Stornelli y traición a la Patria.

El poder, la justicia y los servicios

El espionaje siempre sucedió. Muchos de quienes conocemos como grandes personajes públicos fueron y son empleados de la inteligencia norteamericana; otros, haciendo contraespionaje. El juez federal Alejo Ramos Padilla tomó un caso que destruye vidas y proyectos populares. El gobierno nacional quiere destituirlo.

 

Por Alcides Ramón Balbuena


Hace pocos más de seis años, Edward Snowden (consultor tecnológico estadounidense, informante, antiguo empleado de la CIA y la NSA) denunció sobre las acciones de los servicios de inteligencia norteamericanos. Este espía nos abrió los ojos de cómo estamos siendo vigilados y como utilizan esa información a favor de empresas y el mismo gobierno del gran país del norte.

El juez Federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, se presentó en la Cámara de Diputados de la Nación para informar pormenores de la investigación al supuesto extorsionador Marcelo D'Alessio y al fiscal Carlos Stornelli. De acuerdo al magistrado, encontramos delitos como espionaje, intromisión de agentes paraestatales en instituciones públicas y privadas, utilización de información falsa, injerencia de potencias extranjeras en la Argentina y la utilización de diferentes maniobras antijurídicas desde el Estado.

Ramos Padilla no se quedó con los brazos cruzados ni fue cómplice. La información vertida por el empresario agropecuario Pedro Etchebest, con datos precisos, en primera persona, grabación de audios y filmaciones, le permitieron al juez el procesamiento de D'Alessio. En los allanamientos encontró documentos revelando oscuras estructuras y una planificación de espionaje.

Descubrió lo que se conoce como CONSPIRACIÓN.

Informando al pueblo

El Congreso Nacional llamó de urgencia al juez Ramos Padilla. Debía haber intervenido la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de Ministerio Público, como mínimo. Esto no fue así. El magistrado - al verse presionado por los distintos poderes, abandonado por los que tendrían que apoyarlo, tratando de socavar su espíritu, tal como la Corte Suprema de Justicia de la Nación - decidió enviar parte de la investigación a la Legislatura.

Fue la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados quien tomó la posta e lo invitó a exponer. Ese momento crucial para el republicanismo vio la ausencia de quienes de alguna manera podían utilizar ese evento para defenderse. No fue así, brillaron por su ausencia. Ahora bien, vos, un simple ciudadano, si te acusan de algo y quien lo hace estará presente en donde podrías retrucar cualquier tipo de acusación, si sos inocente: ¿irías, o no?

Y aquí hay que hacer un paréntesis, el único que se presentó sin mediar algún tipo de intimación fue el intendente salteño Gustavo Sáenz. Ramos Padilla lo eximió de todo delito.

Peligro

El juez de Dolores tomó un caso que quema las manos. De esos que hacen peligrar vidas o que al menos las destruyen. Hablo de la injerencia por parte de los servicios. Ellos tratarán de hacer todo lo posible para que quien vaya por el buen camino no llegue a destino.

Una conspiración no puede ser realizada por una sola persona. Se necesitan muchas, de los distintos espacios institucionales, políticos, judiciales, mediáticos e investigativos.
De acuerdo a Ramos Padilla, allí se encuentran el fiscal Carlos Stornelli; el juez Miguel Bonadio; el periodista Daniel Santoro; la diputada nacional Elisa Carrió y sus laderos Paula Oliveto y Alfredo Olmedo; el operador político radical Enrique "Coti" Nosiglia; los más altos rangos de la AFI, comenzando con Gustavo Arribas y quien lo secunda, Silvia Majdalani. Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi son sinónimos entonces de AFI inorgánico, los que no dejan huellas ni inmiscuyen a ningún ente estatal.

Pareciera una peli de Netflix pero es real.

La utilización de métodos extorsivos y una asociación ilícita en donde intervienen todos los antes nombrados hacen tambalear a la Justicia de Comodoro Py. Pierden credibilidad. Y además nos llevan a un conflicto con EE.UU. y Uruguay. El primer país sería parte necesaria en todo este enredo de espionaje. Es que D'Alessio forma parte de los cuadros activos de la DEA. A todo esto, la Embajada de la calle República de Colombia no admitió ni desmintió nada. “Silencio stampa”

Torpe reacción

Tras el informe en el Parlamento, el presidente Mauricio Macri no tuvo mejor idea que apretar, vía Consejo de la Magistratura, al juez Ramos Padilla. El ministro de Justicia, Germán Garavano, fue quien anunció el Juicio Político al magistrado.

Esta acción abre otras puertas, como por ejemplo y tal como lo dijo el diputado Leopoldo Moreau, al Juicio Político al Jefe de Estado. El delito es ALTA TRAICIÓN A LA PATRIA.
Hoy, con la actual composición política del Congreso, esto no podría lograrse. Tal vez una vez concluido su mandato.

Un conocedor del tema da una perspectiva. Rafael de Pina es un especialista en Atentados Grave contra la Seguridad —interior o exterior— del Estado. En este caso se habla de "delito de alta traición". Delito de alta traición es aquel que se comete contra la Patria y el Pueblo.

“Tradicionalmente se ha entendido como delito de alta traición el cometido contra la persona jefe del Estado, o contra el honor, la seguridad o la independencia del Estado. La ley establece penas mínimas de un año y hasta 15 años de prisión para aquellos que cometan los delitos de espionaje en Argentina y tal como lo dicta el código penal hasta la prisión perpetua en el caso de Traición a la Patria”
Dice el Código Penal:
“Artículo 214: Será reprimido con reclusión o prisión de diez a veinticinco años o reclusión o prisión perpetua y en uno u otro caso, inhabilitación absoluta perpetua… todo argentino o toda persona que deba obediencia a la Nación por razón de su empleo o función pública, que tomare las armas contra ésta, se uniere a sus enemigos o les prestare cualquier ayuda o socorro.
Artículo 215: Será reprimido con reclusión o prisión perpetua, el que cometiere el delito previsto en el artículo precedente, en los casos siguientes: (1) Si ejecutare un hecho dirigido a someter total o parcialmente la Nación al dominio extranjero o a menoscabar su independencia o integridad”


Encrucijada

Tal vez veamos dentro de algunos días a algún títere de los norteamericanos o al propio embajador decir que su país no tiene nada que ver. Utilizarán el mismo modus operandi que con Snowden, se hacen pasar por víctimas siendo que son culpables por la más grande de las traiciones: traicionar la confianza del pueblo.

Argentina se encuentra ante una encrucijada institucional, una situación desmedida del poder político, que quiere subyugar desde afuera, ayudados por los de adentro.

La única vía para llegar a buen destino es extirpar este linfoma que tenemos dentro de los poderes. Es nuestro deber, como republicanos y como patriotas, proteger a quien esté realizando un trabajo por el bien común y en beneficio de nuestra Argentina.




 

Fuente de la Información:


 
 
Actividad de esta noticia: Usuarios que comentaron esta noticia esta noticia0 Comentarios Votos: Votos positivos a esta noticia1 Votos neutros a esta noticia0 Votos neutros a esta noticia0
 
¿ Quiere ser el PRIMERO en comentar esta Noticia ?
  • Norte Social no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.
  • Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
 
 
 
Seguínos.

Norte Social en RSS
Acerca del Sitio

www.nortesocial.com.ar/

Sitio Válidado por la W3C (CSS 2.1)

Resolución: 1024px x 768px o superior

Compatibilidad: Firefox 3.x+ / Opera 10.x+ / IE 8.0+ / Chrome

Desarrollo Web: Code Dimension