Salta, Miercoles 26 de Abril de 2017 | Hora:

 
Seguínos.

Norte Social en RSS
 
 

04/10/2010 | Noticia de Argentina

Categorías: ARTICULOS | Genero


Embarazo no deseado y aborto

Difunden en la Web un manual para abortar con pastillas

Una ONG de feministas difundió por Internet, el 3 de octubre de 2010, un manual para interrumpir un embarazo no deseado mediante una pastilla. El aborto es un tema tabú, doloroso para la mujer que lo enfrenta y polémico por las posiciones a favor y en contra.

 

Como el aborto es ilegal en la Argentina, y la educación sexual en las escuelas deficiente, y falla la contención familiar, social, educativa, todas las situaciones, aún las peores, como la muerte, son posibles.

El dato es concreto: en este país, casi la mitad de los embarazos termina en aborto, clandestino. Según Human Rights Wacht (http://www.hrw.org/es/home ) la cifra trepa al 40 %, el doble de la media de Latinoamérica. Casi cien mil mujeres mueren a causa de abortos.

Mientras el Congreso Nacional y las legislaturas provinciales postergan el tratamiento apolítico de este drama humano, por la red se divulgan diversos métodos, muchos de ellos crueles, falsos o fraudulentos, para interrumpir un embarazo. El 4 de octubre de 2010, el diario Tiempo Argentino (http://tiempo.elargentino.com) divulgó en su edición Web un artículo de la ONG “lesbianas y feministas por la legalización del aborto seguro” en el que se promociona y sugiere la descarga gratuita de un manual para realizar un aborto con pastillas.

La organización, que publica números de teléfono en Buenos Aires, reproduce la información de la organización holandesa Women Waves (Olas de mujeres) cuyo sitio es http://www.womenonwaves.org .

Dice la publicación Web: “Si usted vive en un país en el que no hay acceso a abortos seguros, el mejor y más seguro de los modos en que una mujer puede provocarse un aborto a sí mismo hasta la 9 semana de embarazo es con el uso de dos medicamentos llamados Mifepristona (también conocido como la píldora abortiva, RU486, Myfegyn, Mifeprex) y Misoprostol (Cytotec, Arthrotec, Oxaprost, Cyprostol, Mibetec o Misotrol). Un aborto médico realizado de este modo tiene una tasa de éxito de más del 97%”

Aclara la organización holandesa: “Misoprostol produce contracciones del útero. Como consecuencia, el útero expulsa el producto del embarazo. Pueden producirse calambres dolorosos, sangrado vaginal mayor al de una menstruación normal, náuseas, vómitos y diarrea. Hay un riesgo de fuerte hemorragia que requiere la intervención de un médico”

El medicamento se trata de pastillas. Para interrumpir el embarazo son necesarias 12, y como no son de venta libre, sólo se las puede conseguir por medio de traficantes o por Internet, en donde no existe garantía de su calidad. El tratamiento es doloroso. Las pastillas se introducen por la vagina y provocan dolores, espasmos y sangrados, por lo que en muchos casos se precisa atención médica.


Mercado negro

Fuente: Lucía Alvarez, periodista de Tiempo Argentino (http://tiempo.elargentino.com/notas/aborto-inseguro-negocio-ilegal-de-farmacos-se-extiende-internet )


Mientras la interrupción clandestina del embarazo sigue siendo la principal causa de muerte materna en el país, en la Red se multiplican los consejos con información errónea y crece el mercado negro de las drogas de uso abortivo.

Vendo pastillas a 50 pesos, originales con vencimiento 2011. Atención las 24 horas, domingos y feriados. Entrega a domicilio en el día sin cargo en Capital y con un costo mínimo a provincia, mediante Correo Argentino.” Mientras los abortos clandestinos siguen siendo la principal causa de muerte materna del país –con un 29% de incidencia y en el Ministerio de Salud optan por el silencio para abordar el tema, se multiplican en las redes sociales, foros y sitios webs miles de consejos con información errónea, además de un enorme negocio alrededor de la venta ilegal de las drogas utilizadas para abortos medicamentosos.


La oferta de venta ilegal en Internet hoy se extiende por todo el país con costos que varían entre los 40 pesos y los 50 dólares por pastilla, y con métodos tan desarrollados que hoy es posible hasta el pago con tarjetas de crédito. Según Lesbianas y Feministas por la Legalización del Aborto, una ONG que atiende la línea “Más información, menos riesgos”, donde las mujeres consultan por abortos farmacológicos, el 7% de las mujeres consultadas compra las pastillas por Internet a un sobreprecio que ronda el 200%.

“Si el precio con receta en la farmacia del misoprostol es de 15 pesos, el promedio en Internet es de 44, con el riesgo además de que vengan truchas, vencidas, estén en mal estado o que sean placebos. En los barrios más pobres, las cortan y las mezclan con otras drogas, perdiendo el efecto. Las mujeres suelen hacer depósitos y después les llegan por correo o tienen puntos de encuentro con los dealers”, explicó Luciana Sánchez, de esa organización.

La venta por Internet es sólo una faceta más de un enorme negocio ilegal que lucra con el cuerpo de las mujeres. El misoprostol es una droga considerada esencial por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que tiene, además de un uso obstétrico, un uso abortivo hasta la semana 9 o 12 de gestación. Este método fue remplazando a la opción quirúrgica porque es un método no invasivo que puede aplicarse en la casa, con un control médico posterior y que tiene el 1% de riesgo de infección y menos del 5% de posibilidad de hemorragia. Hasta 1998, el misoprostol fue de venta libre en el país.

Pero por presión del Colegio Público de Farmacéuticos de la provincia Buenos Aires, y siguiendo el ejemplo de Brasil, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) resolvió restringir su venta bajo receta archivada. En la Disposición 3646/98, la ANMAT determinó que la droga “necesita un uso y aplicación controlados con exigencia de información clara acerca de los riesgos”.

Las consecuencias quedaron a la vista: seis de cada diez cajas se venden en el mercado ilegal, según informó el mismo Colegio Público de Farmacéuticos bonaerense. También Marcelo Peretta, presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, estimó un crecimiento de la venta ilegal de medicamentos para interrumpir embarazos de un 10% anual. Según la Agencia Federal estadounidense de Control de Alimentos y Medicamentos, en 2009 se vendieron en la Argentina unas 8000 píldoras.

“Riesgos en salud reproductiva. Uso indebido de misoprostol en adolescentes embarazadas” fue uno de los primeros estudios realizados en el país sobre el método farmacológico, a cargo de la socióloga María Alicia Gutiérrez y la ginecóloga Sandra Vázquez. Señalaban ya en 2003 que los farmacéuticos aplicaban la venta fraccionada e ilegal y tenían métodos de regulación de oferta que llevaban a las mujeres a invertir entre 15 y 150 pesos por una pastilla.

Según la ONG Lesbianas y Feministas, alrededor del 60% de las mujeres compra hoy en el mercado clandestino. La base del problema es que la clandestinidad se extiende mucho más allá de sus límites. El artículo 86 del Código Penal, que prohíbe los abortos, establece que aunque la conducta de la mujer sea ilegal, no son delito las acciones médicas que cumplen las reglas éticas y técnicas, antes, durante o después de un aborto. Es decir, los médicos pueden recetar misoprostol. Pero no lo hacen.

Según una encuesta realizada a 291 médicos de Atención Primaria de la Salud de 19 provincias durante marzo y abril de 2010, el 70% recibe entre una y cuatro consultas sobre aborto por mes, y de ellos, el 40% entrega información sobre opciones, pero sólo el 8% receta el medicamento.
Por estas prácticas, la distancia entre las mujeres y el sistema de salud es cada vez mayor. Según el informe que la ONG presentó ante el Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW), el 66% de las mujeres que llamaron a la línea entre marzo y abril de 2010 prefiere no consultar a un médico cuando decide abortar, y el 90% de las menores de 20 años no tiene un médico de confianza con quien hablar de la decisión de interrumpir el embarazo. La conclusión del informe es elocuente: “La prohibición no exime al Estado de sus obligaciones de prevenir el aborto inseguro: no morir ni enfermarse por aborto inseguro es un derecho humano básico, universal e inderogable.”

Bajo receta archivada

La decisión de la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología (ANMAT) de decretar la venta bajo receta archivada, también afectó la producción del medicamento: el único laboratorio que producía misoprostol puro (comprimidos de 20 mcg) dejó de hacerlo. Por diez años un único laboratorio privado (Beta) produjo misoprostol combinado con diclofenac bajo el nombre comercial de Oxaprost, aunque desde 2007 dos empresas más tienen esa presentación. La producción total de Beta se vende a las droguerías por 4 millones de dólares.
La ventaja del misoprostol puro, que en otros países se conoce como Cytotec, es su precio, casi un tercio más barato que combinado. Por ejemplo, en Ecuador se vende a menos de un dólar la pastilla. Esto es lo que da lugar al mercado clandestino en la Argentina.

Falta de información

Además de las páginas de venta de pastillas, en la Web circulan miles de comentarios con información errónea. “Ola tengo 14 años y stoy super preokupada xq mi papa es receloso demi y si se enteran q puedo star embarazada me puede pegar hasta k se canse tengo muxo miedo ayudenme porfavor” (sic), comenta Liz en un foro de Yahoo. Las respuestas varían entre “puedes tomar la pastilla hasta el día 49”, “va a generarte enormes hemorragias” o “perejil, es tu solución, introducí en tu vagina un cañito y listo suerte ok”.
Las consecuencias por la falta de información son conocidas. Según el Ministerio de Salud, en el país se realizan alrededor de 500 mil abortos al año, 60 mil mujeres terminan internadas por interrupciones mal hechas y 100 mueren al año. Sin embargo, casi no existen políticas en el país que promuevan la información sobre métodos inseguros. Los avances más significativos en este sentido se dieron en el Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable que coordina Paula Ferro, actualmente en el centro de la tormenta por la firma de la resolución ministerial a la guía de abortos no punibles.
Una de las iniciativas más importantes de este programa fue la la línea 0800–222–3444 donde además de otorgar información sobre métodos anticonceptivos, salud sexual, violencia y disfuncionalidades, se abordan los temas preaborto y abortos no punibles.
El aborto clandestino es, según el Ministerio de Salud de la Nación, una experiencia por la que todas las mujeres pasamos, por lo menos 2 veces en la vida. Pero hay de parte de todas las instituciones una negativa a hablar del aborto; una imposibilidad general para abordarlo que tiene que ver con una violencia estructural hacia las mujeres. Para este tema no hay caminos intermedios. Desde el Estado, o se refuerza la clandestinidad, o se les garantiza a las mujeres sus Derechos Humanos. Lo segundo requiere la voluntad política de decidir que las mujeres, su vida y su salud, valen políticamente la pena.

Fuente de la Información:


 
Actividad de esta noticia: Usuarios que comentaron esta noticia esta noticia0 Comentarios Votos: Votos positivos a esta noticia3 Votos neutros a esta noticia0 Votos neutros a esta noticia0
 
¿ Quiere ser el PRIMERO en comentar esta Noticia ?
  • Norte Social no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del autor y se reserva el derecho de eliminar comentarios contrarios a las leyes de la Rep. Argentina.
  • Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
 
 
 
Seguínos.

Norte Social en RSS
Acerca del Sitio

www.nortesocial.com.ar/

Sitio Válidado por la W3C (CSS 2.1)

Resolución: 1024px x 768px o superior

Compatibilidad: Firefox 3.x+ / Opera 10.x+ / IE 8.0+ / Chrome

Desarrollo Web: Code Dimension